.

JRMora humor gráfico diario

14/1/12

THE BIRDS 2

Bon dia,
Leo en la prensa de hoy, que el vuelo de tres halcones y un águila han hecho desaparecer el 80% de las gaviotas que andaban molestando por Bañolas. Han pasado de 2.300 aves censadas en julio a 450 en la actualidad.
El regidor de Medio Ambiento de ese Ayuntamiento, Jordi Bosch Lleó, ha señalado que el uso de estos halcones en el cielo de la ciudad, ha permitido que la molesta población de gaviotas del entorno del estanque y de los vertederos de Puigpalter y Beuda, este último en la Garrotxa, se convierta en "anecdótica". Tras los excelentes resultados, el municipio ha encontrado la solución a un problema que afectaba la zona desde hace veinte años.
Hace tres años, aproximadamente, se propuso en este jodido blog una solución similar para nuestro problema con esas mismas aves. Lástima que a ninguno de nuestros cerebros consistoriales le interesó.
Pues ¡hala!, al Ton a tomar unos carajillos, a cobrar el sueldete y a vivir que son dos días.

6 comentarios:

Jaume dijo...

Primooo, gasta cuidao , que suele passar que cuando se va el tio de los alcones, los gaviotos vuelven. Esa solucion hay que valorarla al cabo de un tiempo.
Sigo diciendo que si no se actua en los bertederos , evitando la facilidad de encontrar comida, esas actuaciones suelen ser un papadinero.

Anónimo dijo...

Neeeeeene!! Pos en Banyolas están encantaos con el invento.

A esas pruebas te remito, primo.

¡ea!

Jaume dijo...

Tu dale tiempo y luego hablamos. Ademas, las gaviotas no desaparecen. En algun pueblo vecino deben estar la mar de contentos.

ana dijo...

http://www.tarotistas.es
CONSULTA AQUÍ EL TAROT

Anónimo dijo...

I am really satisfied with this posting that you have given us. This is really a stupendous work done by you. Thank you and looking for more posts
HTTP://www.KneeNeckBackPain.com/

Anónimo dijo...

Love your blog, in fact arrived by checking yahoo and google for a comparable issue to this post. Which means this might be a late post nevertheless keep up the great work.